LA CONCIENCIA: «El grito del silencio»

arbol-esfera

LA CONCIENCIA

«El grito del silencio»

Por Daniel Ríos

     Un árbol[1] frondoso contempla la vida y la esencia de la naturaleza, y todos los caminos del Ser desde la colina más alta. De hojas verdes brillantes, juega y estremece sus ramas junto a la suave brisa de las montañas, y al llegar el otoño pierde la vitalidad de sus hojas. Es él quien observa el pasar del tiempo con pacífica y deleitable apatheia[2]. Baila junto al sol, la luna y las estrellas, y eternamente saluda a la noche y se despide del día.

     Despreocupado de lo que floreció y de los tiempos venideros no teme el más caluroso verano, ni el más inclemente invierno[3]. Sin deseos de proyectar su sombra al mundo, y sin miedo de exponer sus ramas desnudas y mostrárselas a la intemperie, contempla cómo sus hojas secas se desprenden suavemente, y al ser removidas las deja caer para que vuelen libres junto al viento[4].

     El árbol desde un profundo silencio, indicándole el camino al Ser, entona canciones de armonía y sensatez, tratando que aquél desde la oscuridad, en su búsqueda incesante y ciega, aprenda a contemplarlo.

     ¡Oh Ser tan preocupado, estás lleno de hojas secas

 LECTURA:

     El árbol representa la psikhé o conciencia individual de cada ser, que desde su montaña (ecuanimidad), observa con su ojo ancestral todos los procesos naturales. Posee la capacidad de captar la sabiduría más antigua de la vida, siendo capaz a la vez de mantener el equilibrio. Percibe la base de la balanza entre los pensamientos y las emociones; la línea sutil entre la mente (neo-corteza), y el limbo (sistema límbico). El árbol/conciencia manifiesta el proceso natural de los fenómenos en el ser humano: el árbol contempla sabiamente el surgir de sus hojas nuevas, verdes y brillantes, y con igual ecuanimidad contempla sus hojas cuando al cumplir su ciclo vital se amustian y naturalmente mueren y caen. En el ser humano los pensamientos y emociones surgen para hacernos vivir, percibir y contemplar la realidad, y al cumplir su función, lentamente cesan y se desvanecen, sólo que el hombre no adiestrado (enganchado a su sistema reptil de reacciones), se hace adicto a ellos, se confunde y sufre.

El árbol es manifestación de nuestra naturaleza cambiante e impermanente: nuestra verdadera naturaleza.

[1] Árbol: símbolo del individuo y de la psikhé: conciencia (sabiduría); mente (neo-corteza); y limbo (emociones-sistema límbico). Conciencia: anclaje o base de la balanza que equilibra los pensamientos y las emociones.

[2] Apatheia: (a-pathos), sin confusiones mentales o emocionales. Estado de sabiduría interior, y el modo de ser y vivir de los Padres del Desierto Cristiano (ss. II al V d.C.).

[3] En la Biblia una imagen similar aparece reflejada en el Profeta Jeremías 17,8b: «No temerá cuando viene el calor, y estará su follaje frondoso; en año de sequía no se inquieta ni se retrae de dar fruto». Y en el Salmo 1,3: «Es como un árbol junto a corrientes de agua que da a su tiempo el fruto, y jamás se amustia su follaje; todo lo que hace sale bien».

[4] En el Evangelio de Juan 3,8, el viento hace referencia al Espíritu: «El viento sopla donde quiere y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu».

Anuncios

3 comentarios en “LA CONCIENCIA: «El grito del silencio»

  1. Hola Miriam,

    Ojalá, todos nosotros, los seres humanos, logremos imitar en nuestras vidas los procesos naturales del árbol para lograr desprendernos de todas las ‘hojitas secas’ de las cuales estamos aferrados.

    ¡Gracias por comentar!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s