«SEAMOS NUESTRO PROPIO REFUGIO» 1ª PARTE

Hace algunos semanas, durante los días festivos, viendo una película de ciencia ficción, simplemente para «entretener el tiempo», tenía la dudosa impresión que en realidad lo estaba malgastando… El film tenía como tema central un cataclismo ecológico que había devastado la vida en el planeta y sólo existían algunos miles de seres humanos que se maltrataban y se comían unos a otros. Los efectos especiales, y no el guión me mantenían atento… Al final una pregunta atrajo toda mi atención: «Where must we go… We who wander this Wasteland in search of our better selves?», quien preguntaba era el primer hombre de la historia de la humanidad, según el film… «¿Dónde debemos ir, nosotros quienes vagamos por esta árida tierra, en busca de nuestros mejores ‘sí mismos’?». Tal pregunta me atraía no tanto por el desarrollo final del film, sino por la carga fenoménica, existencial, ética, y teleológica que tal cuestión plantea para aquellos que buscamos más allá de lo inmediato y de lo aparente. Margaret Funk en su hermoso libro «The Practice of the Spiritual Life» dice que el corazón humano conoce su propio camino. Sólo volviendo a sí mismo desde una sabia auto-observación el ser humano podrá encontrar la vía que lo hará «ser plenamente desde su ser más profundo»; podrá relacionarse consigo mismo desde su ser más insondable y verdadero, y podrá incluso habitar con otros no desde la «enferma idea de que todos seamos idénticos», como diría Michel de Certeau en su obra «Mai senza l’altro. Viaggio nella differenza», sino desde la armonía y el maravilloso don de la diferencia.

Quisiera aproximarme a una posible respuesta a esta pregunta desde una conferencia dictada por No Ajahn Chah, el compasivo maestro Theravada del Bosque, quien se dirige piadosa y sabiamente en dicha conferencia a una mujer moribunda. Al respecto existe un libro «Dead man walking» de Helen Prejean, que posee una imagen que siempre me ha trastocado. En ella un hombre condenado a muerte, después de un hermoso proceso de descubrimiento interior, camina por un pasillo minutos antes de ser ejecutado, pero reconciliado profundamente consigo mismo, e incluso con el hecho de su propia muerte.

¿Dónde debemos ir? ¿Qué vía podemos tomar? ¿A quién acudir cuando la vida se hace insalubre? ¿Qué hacer cuando a la vida llega la enfermedad, la desilusión, la muerte y el sin sentido? ¿Cómo comenzar nuevamente cuando nuestras propias emociones, pensamientos y sentimientos nos nublan la visión de la realidad? Las tradiciones espirituales más profundas y auténticas continuamente nos dicen que dicho lugar insólitamente está dentro de nosotros. Ajahn Chah afirma sin temor que nosotros mismos debemos y podemos ser «nuestro propio refugio». Y el Meister Eckhart en uno de sus conocidos «Sermones Alemanes» afirma que nuestra posibilidad de trascendencia reside y «resplandece en su desnudez en la parte del ser humano que se llama fondo del alma». Es decir, que para este gran místico alemán del siglo XIII el ser humano tiene una «estructura» desde la cual contemplarse y contemplar el mundo y al «sí mismo» desde una visión amplia, sabia y transformante. La cuestión es que no logramos ver esa estructura, porque según el monje y asceta Guigo I, el Cartujo (1083-1137), «no hemos aprendido a contemplar tales cosas: a contemplar la fuerza de la trascendencia en nosotros mismos». Pareciese, prosigue Guigo, como si «Vivir en y desde nuestro interior, nos pareciera vivir en tinieblas. Como si estuviésemos continuamente enganchados a las circunstancias exteriores y a las reacciones que tales circunstancias producen en nosotros». Dicha «estructura» es la posibilidad de ver la realidad tal cual es: no desde lo que deseamos que sea, no desde lo que rechazamos.

Anuncios

Un comentario en “«SEAMOS NUESTRO PROPIO REFUGIO» 1ª PARTE

  1. Graciasssss Hno Leandro Feliz año, ya veo que el asueto fue productivo,este escrito me viene como anillo al dedo por una situación familiar, justo esta tarde pensaba que tenía días sin saber de ustedes le pregunte al padre Beda sobre los retiros de la abadía y no me contesto (creo tienen muchos problemas con Internet). Necesito programar la parte economica de los retiros, será que me puede enviar en un attachment el programa, este año esta como cortico y tengo planes de viajar la primera semana de Mayo.

    PAX

    Morella

    PD. Con su permiso voy a reenviar esto a mis grupos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.