«EL GOZO ESCONDIDO EN EL DOLOR»: UNA ESPIRITUALIDAD QUE NOS LIBERA DEL SUFRIMIENTO 3ª PARTE

Capullo de una Mariposa Monarca, preparada para salir y volar
Capullo de una Mariposa Monarca, preparada para salir y volar

Cuando Marpa, el gran maestro tibetano de meditación, y maestro de Milarepa, perdió a su hijo lloró amargamente. Uno de sus discípulos se le acercó y le dijo: «Maestro ¿Por qué lloras? Tu nos enseñas que la muerte es una ilusión». Y Marpa le respondió: «La muerte es una ilusión. Y la muerte de un niño es una ilusión aún más grande». Pero aquello que Marpa alcanzó a mostrar a su discípulo, fue que mientras él estaba en grado de entender la verdad sobre la naturaleza condicionada de todas las cosas y sobre la «vacuidad de la forma», podía ser todavía humano, podía pobrar aquello que estaba sintiendo, podía abrirse a su dolor. Podía estar totalmente presente en la sensación de aquella perdida. Y podía llorar abiertamente.

No hay incongruencia en absoluto si sentimos nuestras sensaciones, si tocamos nuestro dolor, y al mismo tiempo sentimos la verdad de las cosas tal como son. El dolor es dolor; la aflicción es aflicción; la pérdida es pérdida: podemos aceptar estas cosas. El sufrimiento es aquello que nosotros agregamos a estas cosas cuando las rechazamos, cuando decimos: «No, no puedo». Hoy, mientras leía el nombre de mis abuelos que fueron asesinados junto a mis tíos, tías, y sus respectivos hijos, durante la Segunda Guerra Mundial -sus cuerpos fueron tirados en enormes fosas comunes-, esta imagen me arrolló con un dolor cuya presencia no tenía consciencia. Sentí una presión sofocante. Era incapaz de respirar. Mientras las lagrimas me descendían sobre el rostro fui capaz de recordar, de ser consciente de las experiencias físicas y de acompañar este doloroso recuerdo con la respiración, dejando que se manifestase. No es un fracaso probar estas sensaciones. No es un castigo. Es parte de la vida. Es parte de este viaje humano.

Oruga de Mariposa
Oruga de Mariposa

Por lo tanto, la diferencia que hay entre dolor y sufrimiento, es la misma que hay entre la libertad y la esclavitud. Sólo si somos capaces de estar con nuestro dolor, podemos aceptarlo, conocerlo y curarlo. Mas si no está bien experimentar dolor, rabia, miedo, soledad, entonces no está bien mirar nuestras sensaciones, y no está bien tenerlas en nuestros corazones y encontrar paz a través de ellas. Cuando no estamos capacitados para sentir aquello de debemos sentir, cuando oponemos resistencia y buscamos huir a la vida entonces somos esclavos. Donde nos aferramos allí está el sufrimiento, pero si sentimos simplemente el puro dolor tal como es, nuestro sufrimiento muere… He aquí la muerte a la cual debemos morir.

Con la «ignorancia», con nuestra incapacidad para ver las cosas como realmente son («Dhamma»), creamos tantas prisiones. Somos incapaces de estar despiertos, de probar verdadera gentileza amorosa hacia nosotros, o de amar a la persona que está a nuestro lado. Si no podemos abrir nuestros corazones a las heridas más profundas, si no podemos traspasar el abismo creado por nuestra mente a través de la ignorancia, del egoísmo, de la avidez, del odio, entonces somos incapaces de amar y de realizar nuestro verdadero potencial. Nos hacemos incapaces de llevar a termino el trabajo de esta vida. Tomando la responsabilidad de todo aquello que probamos, la responsabilidad de nuestras acciones y de nuestras palabras, construimos las bases del sendero hacia la liberación. Conocemos el resultado que produce una acción correcta, para nosotros mismos y para los demás. Cuando hablamos y actuamos sin amabilidad, cuando somos deshonestos, falsos, críticos, y llenos de resentimiento, entonces somos nosotros los que sufrimos verdaderamente. En algún lugar dentro de nosotros hay un residuo de dichas conductas mentales. Para abandonarlas debemos rendirnos, debemos abrirnos a todas nuestras imperfecciones, reconocer y aceptar totalmente nuestra naturaleza humana, nuestros deseos, nuestros límites, y perdonarnos. Debemos cultivar la intención de no dañar a nadie (incluidos nosotros mismos) con el cuerpo, la palabra o el pensamiento. Y si nos encontramos haciendo nuevamente el mal, perdonémonos y comencemos desde el principio, con la justa intención. Nosotros comprendemos el «Kamma». Cuánto es importante vivir en modo vigilante, recorrer el sendero de la compasión y de la sabiduría instante tras instante no sólo cuando estamos en retiro.

Mariposa Monarca
Mariposa Monarca

La meditación continúa siempre. La meditación es el ser en contacto con nuestra verdadera naturaleza. En el trascender nuestra naturaleza condicionada nos movemos hacia la realización de lo Incondicionado. Obtenemos la sabiduría que nos permite aceptar todos los condiciones, de estar en total paz, completa unión y armonía con todas las cosas tal cual son. Mientras tengamos en nuestros corazones una cosa negativa -sobre nosotros o sobre los demás-, no estamos capacitados para realizar plenamente nuestra verdadera naturaleza. No podemos ser libres.

Reflexiones de Ajahn Medhanandi

Todos los derechos reservados: Ass Santacittarama 2007.

Traducido del Inglés por Gabriella De Franchis del libro «Freeing the heart»

Traducido del Italiano por Leandro Posadas

Fuente: www.amaravati.org

Anuncios

Un comentario en “«EL GOZO ESCONDIDO EN EL DOLOR»: UNA ESPIRITUALIDAD QUE NOS LIBERA DEL SUFRIMIENTO 3ª PARTE

  1. ¡Gracias! Justo hace unas semanas atrás me estaba planteando lo que dices acerca del dolor y de expresar emociones de tristeza, y me dije que si el Universo tiene una dimensión para el mundo de las emociones es porque está bien y por último aún soy muy humana. Necesitaba conocerlo de alguien más. Bendiciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s