LA MÍSTICA JUDÍA Y LA DIMENSIÓN SECRETA DEL LENGUAJE SEGÚN GERSHOM SCHOLEM 1ª PARTE

Textos de la Torah
Textos de la Torah

Tomado de mi artículo “El Nombre verídico y no disimulado de Dios”, en Anselmo de Canterbury, Pavel Florenskij, Jaques Derrida y Gershom Scholem, publicado en Nova et Vetera, Año XXXIV – Núm. 70, 2010, Zamora, España.

En su ensayo sobre El Nombre de Dios y la teoría cabalística del lenguaje, Gershom Scholem muestra cómo la mística hebrea ha insistido, de manera casi incansable, sobre el primado de la palabra como lugar sacro y sobre la meditación del Nombre de Dios y el fondo de su impronunciabilidad. Scholem considera que hay un vínculo inseparable que une el concepto de la verdad de la revelación y el lenguaje, pues este último es el medium, por medio del cual el hombre puede tener experiencia de la palabra de Dios. El lenguaje posee, según Scholem, -quien sigue las teorías místico-hebreas del lenguaje sobre esta idea-, un lado interno, un aspecto que no se deja reducir a la pura comunicación entre los seres. El antiguo problema que desde los Presocráticos, pasando por Platón hasta Aristóteles en adelante, y que ha dividido a los filósofos, es decir, que el lenguaje se funda sobre una convención, o un acuerdo, o sobre la naturaleza interna de los seres, ha tenido siempre este aspecto indescifrable del lenguaje. Y si el lenguaje es, como dicen los lingüistas, más que un simple instrumento de comunicación o expresión verbal, y posee ese aspecto interior del que habla Scholem, surge la pregunta: ¿Qué cosa es esta dimensión «secreta» del lenguaje? Scholem responde a esta pregunta diciendo, que esta dimensión es determinada por el carácter simbólico del lenguaje. Dicho carácter en el lenguaje de los místicos viene a ser la posibilidad que supera la esfera que hace posible la expresión y la forma, algo de inexpresivo que vibra en fondo a toda expresión, algo que se muestra sólo a través de los símbolos.

El Tetragrama del Nombre Sagrado
El Tetragrama del Nombre Sagrado

El místico descubre en el lenguaje una dignidad, una dimensión inmanente, o como se diría hoy, un aspecto estructural, que aspira no tanto a comunicar algo comunicable, sino a expresar algo que es no-comunicable, algo que permanece inexpresado, y que si se pudiese expresar, no tendría, de cualquier modo un significado o un «sentido» comunicable[1].

Los místicos según Scholem, han intentado, a lo largo de la historia, encontrar en el lenguaje humano, una dimensión que permita entrar en el lenguaje de la revelación. Desde siempre, ellos han advertido en el lenguaje un abismo, una profundidad, que ellos han tratado de atravesar o superar. Surge de este modo en el lenguaje de los místicos la convicción, según la cual el lenguaje de la revelación debe ser a la vez el lenguaje de la razón humana o como dice G. Hamann: «el lenguaje: madre de la razón y de la revelación, alfa y omega de ambas».

[1] Scholem, G., Il nome di Dio e la teoria cabbalistica del linguaggio, Adelphi, Milano 1998,13.

Anuncios

2 comentarios en “LA MÍSTICA JUDÍA Y LA DIMENSIÓN SECRETA DEL LENGUAJE SEGÚN GERSHOM SCHOLEM 1ª PARTE

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s