La purificación pasiva en la contemplación

Hesiquía blog

Cristo de San Juan de la Cruz

El camino hacia la contemplación descrito por Juan de la Cruz, consiste en la ATENCIÓN AMOROSA, o como dice en otro lugar, en la advertencia amorosa pasiva.

Esta advertencia amorosa es un escuchar hacia dentro ‒sin tener ningún concepto de Dios y sin esperar nada‒, donde «Dios es el centro del alma»… Esta atención ha de ser ejercitada.

En este proceso hay que pasar una etapa de purificación pasiva, que puede resultar tremendamente dolorosa (Noche Oscura)… Es importante que el practicante no vea en ese proceso simplemente un mal que le ha atacado, sino un camino de purificación espiritual.

Según Juan de la Cruz, Jesús salvó al mundo en la Kénosis, en la última desposesión de sí mismo en la cruz, y lo mismo le aguarda a cada persona orante que vaya por el camino de la contemplación. En el 2º libro de “La subida del Monte Carmelo”…

Ver la entrada original 178 palabras más

Anuncios