EL CRISTIANISMO: NECESIDAD DE OTRA IMAGEN DE DIOS, ELMAR SALMANN

P. Elmar Salmann, o.s.b., en el Ateneo Sant'Anselmo en Roma
P. Elmar Salmann, o.s.b., en el Ateneo Sant’Anselmo en Roma

Fui alumno por varios años del teólogo y monje benedictino alemán, Elmar Salmann, quien fue uno de los que me inspiraron, por medio de sus clases y conversaciones, a crear este espacio dedicado a la mística occidental y oriental. Recuerdo con profundo respeto y admiración al P. Salmann, quien, desde su brillante y audaz visión de la vida, de la teología, de la filosofía, del pensamiento occidental, y de los más variados temas, me incitó a no quedarme solamente con lo que los textos oficiales de la religión cristiana me ofrecían.

Desde hace algunos años he descubierto y experimentado que sólo un camino profundamente espiritual regido por el silencio, la compasión, la austeridad, y metódicas prácticas ascéticas e intelectuales, puede llevarme a un real encuentro con “Aquél” que muchos, tanto en Oriente como en Occidente, llaman “Dios”. En dicha “Presencia” está la posibilidad de ir más allá de los deseos ilegítimos (disfrazados como legítimos) con que la vida nos ha engañado, o como decía Shankara, el fundador del Avadaita-Vedanta, “la vida nos ha hechizado”; y descubrir que podemos llegar a la “emancipación” sólo liberándonos de todo aquello que creemos nos hace “personas”.

Al respecto, Elmar Salmann en su libro Passi e passaggi nel Cristianesimo. Piccola mistagogia verso il mondo della fede, nos ilustra acerca del mundo de hoy, y nos dice que nuestra época es una época de la privación de Dios: Dios no se verifica más en su actuar, en su entrar en acción como ocurre en la Biblia, de modo que no se le puede discernir de aquello que es mundano. Él se ha hecho anónimo, y teólogos como Balthasar y Rahner están de acuerdo con dicha afirmación. Tal situación constituye para los creyentes católicos, cristianos una gran dificultad.

Nuestro mundo es un mundo sin estructura, afirma el autor en su libro, es decir no jerárquico, un mundo no caracterizado por diferencias esenciales, se vive, por decirlo así en la noche del agnosticismo, y lo más importante es que debemos acoger, aprehender, integrar dicha situación en modo completamente realístico: estamos todos huérfanos de Dios. Muchas veces la Iglesia católica en sus documentos oficiales parece no percibir la relación entre la gente y su fe, y piensa de modo anacrónico sobre el mundo y las relaciones entre los hombres: Dios no se manifiesta más como el omnipotente, padre eterno, no más como perspectiva central, no es más una réplica de Zeus, de un dios “pagano”, sino un Dios hecho palabra que lleva en su esencia trinitaria, según el autor, un amor maternal, paternal, filial: hoy en la Iglesia católica no han surgido desde este Dios revelado en la cruz, pobre, débil, mendicante, trinitario, caleidoscópico, paradójico, formas de representación eclesial: otra imagen de Dios en la institución es necesaria; la jerarquía eclesiástica, como ocurre en latinoamérica, está, la mayoría de las veces apoltronada, los superiores de nuestras comunidades viven ajenos a nuestra realidad social concreta: ¡Otra imagen de Dios es necesaria!

Anuncios

2 comentarios en “EL CRISTIANISMO: NECESIDAD DE OTRA IMAGEN DE DIOS, ELMAR SALMANN

  1. La ola y el océano, ¿son dos o uno?
    La hoja y el árbol, ¿son dos o uno?
    La célula y el organismo, ¿son dos o uno?

    El reflejo y el espejo, ¿son dos o uno?

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¿Alguien me podría indicar dónde localizar un libro de Elmar Salmann titulado “La Palabra Partida”? Se encuentra descatalogado, y de momento no lo veo en ninguna biblioteca. Muchas gracias.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.